Radoslav Radulovic, nuevo entrenador del CD Altorricón

Radoslav Radulovic, nuevo entrenador del CD Altorricón

El entrenador y exjugador serbio Radoslav Radulovic (19/11/1972) se convertirá, a partir del próximo lunes 17 de agosto, en el nuevo entrenador del CD Altorricón. Radu, como así es conocido en el mundo futbolístico, es un exjugador profesional afincado la capital leridana, a raíz de su etapa en la UD Lleida, cuando ésta militaba en 2ª División (de 1998 a 2001). Radu colgó las botas en 2009. tras jugar cuatro temporadas en el FC Benavent. En su etapa como entrenador ha dirigido al Juvenil del Atletic Segre y al CF Torrefarrera en la 3ª División catalana, donde estuvo la temporada pasada.

Con Radu ha sido muy fácil llegar a un acuerdo, comparte las ideas del club, ha entendido lo que necesitamos y conoce personalmente a gran parte del cuerpo técnico así como varios jugadores de la plantilla”, comenta Enrique Ribera, presidente del CD Altorricón.

Tras la salida de Javi López a finales de la semana pasada, el objetivo de la Junta Directiva era claro: “Terminar agosto con un grupo comprometido de entre 20 y 22 jugadores y con ellos afrontar la nueva temporada con garantías“, explica Ribera.

La relación de Radu con el club altorriconense comenzó hace años. A su amistad con algunos directivos, se suma su participación en varias ediciones del Clínic que cada verano organiza el club, además de su presencia en la grada del Municipal en varios partidos de las últimas temporadas. Cabe destacar también que a los órdenes de Radu han jugado futbolistas y exfutbolistas altorriconses llegados del Juvenil del Atletic Segre las últimas campañas, como Àlex Giménez, Pere Costa, Eric Trota, Carlos Gómez o Ángel Valero.

El CD Altorricón es un club serio y humilde, siempre gestionado por personas que tienen las cosas muchas claras a la hora de preparar el equipo. Y los resultados saltan a la vista. El equipo de una pequeño localidad consiguiendo atraer a grandes jugadores que se quedan tres, cuatro e incluso cinco o seis años, creando así una familia, y esto es una buena base para hacer algo en el fútbol; así ha conseguido mantenerse entre las primeras posiciones de Preferente, e incluso ascender a Tercera División”, señala Radu.

Entonces llegó la llamada del Altorricón: “Me había quedado sin equipo y estaba buscando algún proyecto serio, por lo no pude rechazar la oferta altorriconense”.

¿Cómo juegan los equipos de Radoslav Radulovic? “A todos los intento transmitir mi mentalidad y carácter que se definen en tres palabras: humildad, respeto y trabajo. En general intento que siempre jueguen a fútbol, al tiempo que también es necesario adaptar las ideas a la situación del equipo, a la categoría y a los rivales”, responde.

Radu tendrá tres semanas por delante para completar una plantilla de garantías, por lo que los rivales no son ahora una preocupación: “Durante las primeras jornadas comenzaremos a conocer verdaderamente a nuestros rivales, y además ahora mismo me preocupa intentar preparar un equipo que funcione para firmar buen inicio de campeonato”.

“Debemos hacer un grupo fuerte. Contamos con unos chicos excelentes y esa es una buena base para crear un equipo potente. Todos debemos ira una. Lo principal es el interés del grupo, de él saldrán luego las individualidades porque no todos pueden marcar el gol de la victoria o salvar el partido en el último minuto. Si partes de individualidades nunca tendrás un grupo fuerte. Que el grupo esté por encima de todo es la única vía para conseguir la fuerza que requiere el equipo para sacar adelante la temporada”, explica.

“He escuchado comentarios sobre si el Altorricón está en una situación de desventaja tras la salida de muchos jugadores, si es un equipo con muchas papeletas para descender… Lo importante es trabajar y con el trabajo el equipo llegará. Entonces, cuando termine el campeonato, comprobaremos si están en lo cierto o si por el contrario hemos conseguido colocar al Altorricón en una zona tranquila, lejos de las posiciones en las que ahora algunos nos parecen querer condenar“, apunta Radu.